La Numerología Transgeneracional

30
Junio de 2018

La Numerología

Es un conjunto de creencias y tradiciones que busca establecer una relación entre los números, los seres vivos y las fuerzas de la Naturaleza.

En el año 530 a. C., Pitágoras, un filósofo griego, desarrolló su método de numerología, afirmando que las palabras tienen un sonido que vibra en consonancia con la frecuencia de los números como una faceta más de la armonía del universo y las leyes de la naturaleza.
Para él, los números eran mucho más que una forma de medir o cuantificar lo que existe a nuestro alrededor. Creía que el universo debia ser visto como un todo armonioso, donde todo emite un sonido o vibración.​ Los números del 1 al 9 están asociados a características específicas, que juntas abarcan toda la experiencia de la vida.

El Transgeneracional

Por el transgeneracional, nos referimos a toda aquella información que pasa una generación a las siguientes. Se transmite por varios canales, biológico y social.

A nivel biológico lo hace a traves del ADN. Este esta formado por los genes, o programas biológicos, que heredamos de nuestros antepasados. Ellos determinaran cosas tales como el color del pelo, de la piel o de los ojos, la altura y complexión, la sensibilidad a unas u otras enfermedades, etc. Hasta ahora se pensaba que estas características habían ido evolucionando lentamente, a través de los años y las generaciones. Pero, nuevos experimentos revelan que no siempre es así, que hay cambios que se producen puntualmente, por un trauma percibido del entorno, y que también se pasan con el ADN.

Por ejemplo, hace poco, un grupo de investigadores publicaron el trabajo “Transgenerational transmission of environmental information in C. elegans”, en la revista científica Science de 21 de Abril de 2017. Estudiaban el efecto del entorno en los genes, y para ello usaron unos gusanos de corta vida, de la especie C. elegans. Estos gusanos viven cómodamente a 20ºC, pero les sometieron a 25ºC, lo cual les era altamente estresante. Inmediatamente, los gusanos modificaron un gen asociado al estres, situado en el denominado ADN basura, y ésta modificación se mantuvo aunque se volvieran a la situación normal. Pero lo realmente llamativo es que esa modificación, la memoria de una situación estresante concreta, se transmitía hasta la 7ª generación, aunque ninguno de sus sucesores hubiera estado sometido nunca a la misma condición estresante. Un cambio ambiental puntual produjo una memoria epigenética de larga duración.

Es decir, pues, una situación que un antepasado percibió como peligrosa para su vida (el llamado conflicto programante), quedó grabada en su ADN y, al sobrevivir, la transmitió a sus descendientes. Estos, llevaran dentro el gen modificado que, si apareciera el estímulo adecuado (el conflicto desencadenante, el evento percibido como equivalente a nivel inconsciente), intentarían desarrollar la solución, biológica o de comportamiento, que a su antepasado le funcionó, a pesar de que el entorno fuera otro.

A nivel social, la herencia cultural, los valores y forma de vida, los usos y costumbres de la sociedad en la que hemos crecido, junto a las historias, traumas y creencias familiares, estructuraran nuestra personalidad. Todo ello se establecera a un nivel subconsciente, marcando la forma en que interpretaremos la vida y como responderemos a ella.

En cierto sentido, cada uno de nosotros es el resultado evolutivo final de nuestro clan. En nosotros confluyen la biología familiar, las normas de la sociedad en la que crecemos, y las reglas de nuestro clan. Y, si no hay cambios con consciencia, será lo que pasaremos a la siguiente generación.

“A menudo, no somos conscientes de las razones y las causas de nuestro comportamiento”

John A. Bargh, Dpto de Psicología Social y de la Personalidad, Universidad de Yale

La Numerología Transgeneracional

John A. Bargh, psicólogo de la Universidad de Yale, es famoso por sus demostraciones de como las ideas subconscientes enfocadas (priming) afectan al comportamiento. Por ejemplo, comprobó como, con sólo pronunciar palabras como “viejo”, “jubilación”, “canas” y similares, las personas se encorvaban y disminuían el ritmo de su caminar, sin ser conscientes. Si se les advertía de ello, los sujetos encontraban siempre la forma de dar con una explicación, por peregrina que fuera, para evitar afrontar que no sabían el porqué. En definitiva, la mayor parte del tiempo el subconsciente nos induce reacciones sin que seamos conscientes de porqué hacemos lo que hacemos. El experimento de Bargh se ha convertido en un experimento clásico en psicología, y se le denomina efecto ideomotor. 

Estamos hablando del efecto de unas palabras casuales, pronunciadas en un contexto aleatorio. Imagina ahora el efecto que pueden tener unas palabras que escuchas toda la vida, y que te identifican ante tí mismo y ante los demás. Me refiero a tu nombre y apellidos, uno escogido por algún familiar con una determinada intención, los otros heredados de la familia. 

En la Numerología Transgeneracional usamos los numeros para analizar la influencia del nombre y apellidos de varias generaciones. Mediante combinaciones numéricas hallamos la simbología asociada a cada uno, lo que nos permite hacer preguntas que abren la consciencia a situaciones, hechos y comportamientos que están a la vista del sujeto, pero que no había relacionado. A veces, los secretos más celosamente guardados son, precisamente, los que están más a la vista. Tan a la vista que ya no reparamos en ellos, como el olor de la rosa que, tras cinco minutos, ya no olemos.

Ocurre que el inconsciente no se mueve por la lógica intelectual de los conceptos, sino en el mundo de los símbolos, que, a menudo, escapan a la comprensión de aquella, incapaz de entender esa sutilidad. No es algo que se pueda o no demostrar, es algo que uno siente con el cuerpo y comprende sólo de forma sensorial.

No te pierdas ningún artículo

Acepto la política de privacidad